¿Un nuevo monumental?.. D’Onofrio exclusivo. Parte 2

Seguimos con el reportaje exclusivo a Rodolfo D’Onofrio. No te pierdas la parte 2.

Rodolfo D’Onofrio no tiene dudas de que el Monumental quedará obsoleto por culpa de sus viejos cimientos y por eso plantea el debate: ¿River tiene que construir una nueva casa o aggiornar la actual?

Rodolfo D’Onofrio ya instaló el tema públicamente: más temprano que tarde, el Monumental tiene que ser remodelado o River tiene que construir un estadio nuevo a no más de 600 metros de su actual casa. Si le dieran a elegir, el presidente de River dejó en claro que prefiere que River tenga un nuevo escenario. Por eso, buena parte de la entrevista que le concedió a República R en su despacho del Monumental giró sobre ese tema.

-Ya planteó su deseo de que River tenga un estadio nuevo y se mude o, si no, que el Monumental sea remodelado. ¿Ahora cómo sigue todo?

-Los pasos son muy simples. La realidad es que el tema se va a plantear y a discutir dentro de River, lo estoy provocando. Empecemos a discutirlo. Mi palabra no es la que va a valer, es la del socio, la de la Asamblea. En el Mundial uno sentía que iba a un espectáculo, se siente bien tratado. Cuando hacés estadios modernos o lindos, hay una cosa importante: si vos ponés un baño nuevo, la gente lo cuida porque se siente mejor. Si remodelamos esto o nos mudamos, hay que hacerlo siempre. River se movió siempre porque siempre buscó superarse.

-Si se construye uno nuevo, ¿dónde sería?

-Soy de la idea de que no tiene que irse de la Capital ni a más de 500 o 600 metros de donde está River. Fui a ver varios estadios. El de Athletic Bilbao, que hizo un estadio transversal al estadio, con una vieja herradura y un telón. Cuando hizo la parte nueva, al otro no lo usó más. Atlético de Madrid hizo uno nuevo. Salió de su histórico estadio y se fue a uno más moderno. Vi el de Bayern Münich, también Florentino Pérez me contó sus planes para Real Madrid. Hay que elegir alguno de esos caminos y el socio decidirá. El tema está instalado. Ahora discutámoslo y después decidiremos lo que más convenga.

-¿Cuáles son los pasos a seguir?

-Hay que hacer un trabajo más profundo de un anteproyecto de estadio, una valuación de lo que cuesta hacer el estadio, un estudio de factibilidad con los pro y los contra. Si remodelás éste, ¿dónde jugamos? Porque hay que remodelar todas las tribunas, está el tema del colegio y a los que van a la platea San Martín les tendríamos que decir que durante un año no pueden venir a la cancha. Nos matan. Si en Argentina se hace el Mundial 2030, tiene que haber un estadio de River moderno.

-Si se construye uno nuevo, ¿estaría listo para el fin de su mandato?

-No. Lo que puedo hacer es empezar a remodelar o hacer un nuevo estadio. Espero que el futuro presidente me invite el día de la inauguración, al Monumental remodelado o al nuevo.

-¿Eso no podría acarrear problemas políticos a futuro si es que en las próximas elecciones no gana el oficialismo?

-El día que haya elecciones, ya estaría aprobado. No creo que haya un solo socio que no piense que haya que remodelarlo o mudarlo. Me dicen: “No quiero más esta butaca”. Y tienen razón. Tenemos que tomar decisiones.

-¿Percibe más aceptación o rechazo al caminar por el club?

-No sé. Llegará el momento en que se harán las evaluaciones. Primero evaluemos qué va a opinar el hincha. “No me quiero mover del lugar histórico”, es la primera reacción humana. Yo no quiero que desaparezca el lugar donde viví los goles de Labruna, o la gambeta de Carrizo a Borello. Pero también veo lo que son los estadios modernos. Hay que instalar el tema y después discutir qué es lo que más conviene. El socio va a elegir lo que más convenga. Nadie es dueño de River más que los socios.

-¿Está River económicamente en condiciones de encarar un proyecto así?

-Sí. Creo que River está en capacidad para hacerlo. Del futuro de Argentina que opinen los economistas más allá de que yo también lo sea. Cuando me votaron, me votaron para ser presidente de River. Hay opiniones que me tengo que reservar. En un país estable, es más fácil hacer todo: desde hacer un estadio hasta un tipo que hace un tornillo.

-¿Qué capacidad aproximada se imagina si construyen uno nuevo?

-Lo que imagine no es lo importante. Lo importante es lo que sea factible. De acuerdo a las evaluaciones que hacemos, River debería tener un estadio para 85.000 personas. Cubriríamos las necesidades de los abonados y de los socios. Hoy tenemos entradas para 66.000. El 29 de agosto va a quedar chico el estadio para River y Racing.

Seguinos en:

4 comentarios