Cómo juega Gremio, el rival de River en la Libertadores 

El equipo de Gallardo tendrá un desafío extremadamente complejo frente al vigente campeón de América. Un análisis sobre las cualidades del equipo brasileño y el repaso del historial oficial entre ambos clubes.

El rumbo podría haber cambiado. Pocos segundos hicieron la diferencia. Cuando Gremio estaba a punto de quedar eliminado en su casa contra Estudiantes de La Plata, llegó el milagroso gol que le posibilitó ir a la definición por penales, donde tuvo mayor eficacia para clasificarse a los cuartos de final de la Copa Libertadores, certamen que obtuvo el año pasado ante Lanús.

Tras dejar en el camino a Racing e Independiente, River se medirá ante el elenco de Porto Alegre. La ubicación geográfica del rival está ligada futbolísticamente con la cercanía a Uruguay y Argentina. Es que, más que un equipo de estirpe brasileña, Gremio parece un conjunto rioplatense. Maneja bien la pelota, como todo representativo brasileño, aunque posee la característica de ser combativo, una combinación que en cierta forma lo asemeja al estilo de Marcelo Gallardo.

Con Luan y Everton (cinco goles en siete partidos por la Libertadores actual) como figuras a nivel ofensivo, Gremio reúne jugadores de buen pie para la elaboración, capaces de jugar a un toque. La estructura colectiva no sólo le permitió sostenerse en el tiempo para ser nuevamente candidato al título, sino que también le sirve como respaldo para que los exponentes de mayor jerarquía individual puedan hacer la diferencia. Aunque no es imposible de vulnerarlo defensivamente -en el fondo tiene a Walter Kannemann, surgido de San Lorenzo-, cuenta con un plus: Marcelo Grohe, quien al igual que Everton se recupera de una lesión, es un gran arquero, así que protagonizará un duelo especial con Franco Armani.

¿La campaña del club gaúcho en esta Libertadores? Tuvo 10 presentaciones, con siete triunfos, dos empates y apenas una caída, 2 a 1 ante Estudiantes en la cancha de Quilmes. Marcó 20 tantos y tan sólo recibió cinco.

Al igual que River, viene de superar a dos equipos argentinos: Estudiantes, al que le ganó 2 a 1 en Porto Alegre y luego desde los doce pasos, y Atlético Tucumán. La distancia fue categórica en el marcador frente al Decano en el global de la serie: 6-0.

El historial oficial entre ambos marca que disputaron 14 compromisos por distintas competencias internacionales: dos en la Copa, ocho en la Supercopa y cuatro en la Mercosur. River ganó en cinco oportunidades, hubo dos empates y el club brasileño consiguió siete victorias, las últimas cuatro de forma consecutiva. El capítulo más inmediato dejó un triste recuerdo: eliminación del Más Grande en Porto Alegre. Allí perdió 4-0 y quedó fuera de la Libertadores 2002. Fue la peor derrota del Millonario en el máximo certamen continental. Otro interesante desafío para Gallardo: revertir esos antecedentes negativos.

 

Seguinos en:

Agregá tu comentario