River vuelve a creer en River

Había que volver a ganar y se ganó. Era necesario ratificar la buena actuación de Mendoza. Y se cumplió, estadio difícil, equipo joven veloz y aguerrido el de Vélez y con un técnico ofensivo y muy trabajador. Y River cumplió.

Le ganó 2-1 a Vélez en el José Amalfitani, acortó la distancia con los puestos de copa y el campeón de América sigue en franco ascenso.

El equipo de Gallardo funcionó de atrás hacia adelante. 

Cuando Velez fue más intenso, sobre todo en el primer tiempo, el Millo aguantó la resistencia desde Armani, quien le atajó un penal a Salinas y, en la jugada siguiente, le volvió a sacar un remate al 9.

A partir de ahí creció River.

Apenas habían pasado 3 minutos del segundo tiempo cuando De la Cruz puso un pase al fondo para que Borré la tocara suavemente por encima de Hoyos y River su puso 1 a 0.

Desde ese momento tomo las riendas del partido y con sacrificio y juego le quitó la pelota a Vélez. 

Los de Liniers estaban jugados a tratar de empatar y en una contra letal, Giménez lo bajó en el área a Quintero, lo echaron al del Fortín y el propio colombiano cambió el penal por gol.

Ya en el tiempo adicional, Vélez logró el descuento, pero no le quedaba más tiempo. 

River sigue de levante y se quedó con tres puntos importantes en la tabla.

Recuperó la confianza, la pelota ahora pasa tres o cuatro veces por los jugadores con la misma camiseta, Armani vuelve a sacar chapa de Superman, Ponzio arma y desarma como siempre, Borré está contundente y fino, los laterales pasan, van y llegan, se los nota a todos con mejor estado físico. 

RIVER VUELVE A CREER EN RIVER y cuando eso pasa, sabemos lo que puede suceder.

Ahora viene Racing, el puntero, el candidato, el que mejor juega según los medios, el que se fue del Monumental derrotado por la Libertadores hace unos pocos meses.

Será un partido intenso, confiamos como siempre. 

Dos al hilo ya ilusionan, tres ni te digo.

Seguinos en:

Agregá tu comentario