Monumental en silencio

River recibirá a Palestino por la Libertadores en un estadio sin público.

Mañana a las 21.30 el campeón de la última edición no sólo jugará su primer partido como local por la Libertadores después de la final en Madrid, sino que además lo hará en condiciones muy poco comunes.

El choque ante Palestino será a puertas cerradas. Y eso sucede porque River recibió una sanción a raíz de los incidentes registrados en la final que no se pudo jugar contra Boca por la agresión al micro boquense a unas cuantas cuadras del estadio.

 La Conmebol castigó al Millo con multa de 400 mil dólares y la suspensión de la cancha por dos encuentros. 

Por lo tanto, River no podrá jugar en la segunda fecha del Grupo A frente a Palestino ni el partido frente a Alianza Lima, el 11 de abril.

Recién se reencontrará como local con sus hinchas por la Copa frente al Inter de Porto Alegre.

De acuerdo con la disposición de la Conmebol, cada delegación podrá ingresar con un máximo de 70 personas. 

Además, se autoriza la entrada a 20 miembros de la AFA, 350 periodistas y fotógrafos y 12 alcanzapelotas.

Ellos, solo, ellos serán los privilegiados mañana, el resto lo mirarán por TV.

Seguinos en:

Agregá tu comentario