Frases de Gallardo

Gallardo reconoció que lo único que no puede negociar es la verdad.

Gracias Maxi Rodríguez, un craaaack de la caricatura!

Gallardo ha impuesto un estilo de juego en River que lo ha convertido en un elenco «copero». El mismo se basa en una presión alta constante, buen manejo del balón y solidaridad defensiva de todos los futbolistas. Con respecto a esto, el entrenador se explicó uno de los secretos de su método: «A mí me gusta que mis equipos sepan interpretar los momentos. Me gusta que mi equipo tome la iniciativa, porque así es más corto el camino hacia la victoria. Pero también existe la otra, detectar los momentos de partido. Si a veces tenes la posibilidad de ser vos el que pone condiciones, quiero que sea de esta manera y que los futbolistas se sientan representados. Pero cuando no ponés las condiciones, porque a veces te someten los rivales, también quiero que (los jugadores) sepan resolver ese tipo de situaciones».

Con respecto a su manejo de vestuario, expuso su principal diferencia con el estilo de Marcelo Bielsa, por quien fue dirigido en la selección argentina en el Mundial de Corea-Japón 2002: «Él era mucho más profesional. A mí me gusta -no ser amigo del futbolista- pero saber qué le pasa y qué siente. Yo no recuerdo a Marcelo teniendo un vínculo afectivo. Él era mucho más profesional. Es una forma de gestionar y creo que hay otras que son muy válidas».

Lógicamente, Gallardo fue consultado por la final con Boca de a final de la Libertadores 2018 que coronó a su equipo en Madrid. «Se dio en una situación bastante delicada. Después de haber sufrido esa ‘desfocalización’ ir a España, al Bernabéu, donde no conocíamos el terreno y había mucha tensión, no hubo precisión o calidad pases. Eso no nos permitió avanzar en la primera mitad. Después los nervios fueron diluyendo y el equipo tomó las riendas del partido. Así, con ese juego que veníamos haciendo, nos sentimos mas cómodo».

«Yo creo que (la de entrenador) es una profesión que me sigue atrapando como el primer día. Me sigue generando ilusiones de poder ir aprendiendo, resolviendo situaciones y encontrando respuestas. Si a eso le sumas esa calidad de vocación que uno encuentra, termina siendo un callejón sin salida. Porque entrenador se es las 24 horas del día»

«La victoria te da satisfacción, son momentos pequeños y fugaces. Te da felicidad, pero después empieza otro partido y que está dentro de las posibilidades que puedas perder. Rápidamente termina y empezamos a vivir otro».

«Me voy adaptando a los momentos y no me quedo en ese estado de conformismo, no me gusta medir el éxito y la felicidad del éxito como algo que se establece y no se va . Me parece que es justo que uno se vaya desarrollando y que tenga nuevos desafíos para volverse a sentir normal»

«Valoro mucho las relaciones humanas, lo fuertes lazos que se generan a través de una convivencia. Hay que entender que el entrenador exige a sus jugadores y en eso hay una línea delgada en donde tenés que encontrar respuestas del otro lado, que te interpreten y que se respete la imagen del entrenador como profesional y humana»

«En River es muy fácil encontrar estímulo. Es una institución que tiene mucho prestigio y demanda permanentemente. El hecho de estar en el lugar que estoy me estimula para seguir evolucionando como profesional»

«Los proyectos se respetan mientras ganás. Es así de fácil y claro. No creo que haya proyectos de cinco años que se sostengan si uno no gana. Me parece que partiendo de esa base uno entiende que para establecer proyectos tenés que sostenerte con victorias»

» La derrota es parte de la enseñanza. Vos cuando perdés es cuando aprendés. Es el momento en el que te frustrás, te desilusionás y masticás broncas. Ese aprendizaje para mejorar se da en la derrota. Uno analiza poco la victoria»

«Las derrotas son las que te pegan duro y a partir de ahí uno empieza a crecer. Las derrotas te dan un baño de humildad tremendo»

«La mejor medicina a una buena victoria es una derrota. Ese es el antídoto. Uno no gana siempre, el que cree lo contrario es una irrealidad».

«Esta profesión hace que te encierres, te aísles y te involucres mucho más tiempo de lo que a veces es necesario. Eso pasa porque uno es pasional y le gusta lo que hace”

«Muchas de mis capacidades son naturales y muchas las he adquirido al ir aprendiendo en el camino»

“Me gusta que mi equipo tome iniciativa, porque así es más corto el camino hacia la victoria, pero cuando no ponés condiciones porque a veces te someten los rivales, hay que saber resolver ese tipo de situaciones»

«La línea de tres en la ida con Boca, era una buena manera de que nosotros impusiéramos condiciones a través de una posibilidad de atacar por dentro y por fuera, con los laterales avanzado. Por dentro con los atacantes y por fuera cuando no pudiésemos. Y Boca era un equipo que a nosotros nos daba esa posibilidad. Lo sorprendimos en la primera media hora. Después, la salida de Pavón los equilibró, porque armaron una línea de cuatro en el medio. Pero la iniciativa la tuvimos hasta ese efecto sorpresa.»

Fuente: Infobae

Seguinos en:

Agregá tu comentario