Sabor amargo

Estaba para ganarlo. Todo era de River, un rival duro y de local, pero nunca se “paró en el medio del ring”, dirían los viejos relatores de box.

River siempre tuvo la iniciativa, pero en una jugada inesperada le empatan el partido y a todos nos queda un poco de bronca.

Gallardo admitió que le quedó «un sabor amargo» por cómo se produjo el empate de Aldosivi: «De una posible jugada de gol para nosotros terminó siendo el empate para ellos. De un saque de arco y en tres toques nos hicieron un gol».

Agregó Napoleón : «me voy tranquilo por lo hecho en el primer tiempo, que venía en sintonía con lo que solemos hacer, sin importar el rival. En el segundo tiempo nos faltó sostenerlo. Perdimos claridad para seguir jugando, para intentar posicionarnos en su campo y aprovechar los espacios que dejaban, pero no lo pudimos hacer».

Seguinos en:

Agregá tu comentario