Una clase maestra de fútbol

En un partido perfecto, River vapuleó 6-0 a Aldosivi con tres goles de De La Cruz y uno de Santos Borré, Pratto y Ferreira. 

El estadio ovacionó a Gallardo y a todo el equipo. 

Apenas 26 minutos de paridad. O sea, desde el minuto 27, el partido dejó de ser un partido: fue un concierto, un atropello, un hostigamiento de River. 

El resultado es bastante elocuente: 6 a 0. Una manera contundente de dejar en claro la diferencia de jerarquía entre uno y otro equipo. 

River, el Campeón de América, con recambio, con llegada por los costados, con juego aéreo, con un arquero que responde cada vez que le llegan y con una delantera contundente. 

Otro, Aldosivi, hundido por su rival, sin posibilidad de reacción, terminó mirando a un rival desplegando un futbol por momento de altísimo vuelo. 

Seguinos en:

Agregá tu comentario