Otra vez campeón, con este River todo es posible

El «Millonario» goleó 3-0 a Atlético Paranaense y se quedó con la Recopa Sudamericana. 

En el tercer grito, el «Muñeco» celebró alocadamente. 

Luego, vivió una montaña rusa de emociones. Pocas veces Marcelo Gallardo explota en la conquista de un gol. Reserva ese tipo de festejos para los momentos especiales, por ejemplo, la conquista de la Recopa Sudamericana. 

El «Muñeco», trascendente en el desarrollo de la goleada de River ante Atlético Paranaense (por el planteo y por su oportunismo en los cambios, sobre todo, el de Matías Suárez) celebró desaforadamente el 3-0. 

Cuando vio la gambeta del ex Belgrano y el toque al vacío, se subió a la montaña que formó el cuerpo técnico, escalando a la gloria.

Luego, después del pitazo final, de la vuelta olímpica, mientras sonaban los fuegos artificiales, el «Muñeco», de 43 años, se permitió un análisis ante las cámaras con la voz embargada por la emoción, haciendo fuerza para no quebrarse. «Parece mentira, pero en 5 años pasaron un montón de cosas, y cuando se uno se pone a pensar un poquito en estos momentos, recuerda a la gente que uno quiere, a toda la gente que creyó, en la gente que quiero, en la que labura conmigo y que son leales. A los jugadores que te representan de una manera increíble, que hacen que la gente se identifique, que yo me identifique, y que me sienta orgulloso. Cuando pasan todas estas cosas uno se pierde un poquito», hizo un recorrido a corazón abierto.

Fue en ese contexto donde, como sucedió a fines de 2018, pronunció una frase sobre su continuidad (tiene vínculo hasta mediados de 2021) que «asustó a los hinchas», como le planteó una periodista en la rueda de prensa.

«Final de año va a ser un punto clave para mí, porque más no puedo pedir. Esto es algo que genera búsqueda permanente y uno no sabe hasta dónde uno va a buscar. Hay momentos para todo, hoy el momento es este y a fin de año evaluaremos dónde estamos parados», señaló.

Ante la repregunta, retrocedió y hasta se animó a bromear con Ponzio. «Hace cinco años que vengo diciendo esto; Leo se va a ir conmigo, creo. No sé cuánto más nos queda. Lo que está claro es que mientras estemos acá, vamos a seguir poniéndole el pecho, River merece mucha dedicación, energía. Si en algún momento sabemos que no las tenemos, se dará, pero de una manera natural, no estamos generando falsas expectativas», avisó.

Los goles ante Athletico Paranaense
Seguinos en:

Agregá tu comentario

Ultimo Partido